3 razones por las que Wikipedia no debe ser tu fuente de información favorita

¿Es fiable utilizar Wikipedia como fuente de información? ¿Qué es importante que tengas en cuenta cuando te documentes utilizando esta gran enciclopedia colectiva?

Ya hace 15 años del nacimiento del proyecto Wikipedia. La que se ha convertido en la gran ‘enciclopedia’ colectiva del mundo, está en el top ten de las webs más visitadas mundialmente y acapara primeras posiciones en Google casi con cualquier término de búsqueda. Según ‘How Wikipedia Works’ de NoStarchPress, necesitarías dos años para leer todos los contenidos, si lo hicieras sin pausa, y cuando volvieras a empezar la mayoría de las páginas ya se habrían actualizado.

Wikipedia llegó y cambió las dinámicas de muchos colectivos que se sirven de la búsqueda de información, especialmente de estudiantes y periodistas pero también de colectivos de pacientes que han encontrado en esta red (casi) todas las respuestas a sus dudas más básicas.

Amamos la Wikipedia (y a todas sus hermanas menores). Es el sueño hecho realidad para curiosos y mentes inquietas pero como profesionales de la comunicación no podemos perder de vista que la Wikipedia no es una fuente de información 100% fiable; al menos no reconocida de forma estandarizada a pesar de que estudios, como el realizado por la Universidad de Oxford, apuntan a que los artículos de esta web contienen más y mejores referencias, más precisas, que muchas reconocidas enciclopedias. Entendemos pues que sea la fuente informativa más valorada por los universitarios…

Contrastar la información

Sí, consultamos mucho Wikipedia y nos aporta muchas referencias e ideas pero no dejamos de contrastar la información; un principio básico del periodismo. Si eres un junior de la comunicación recuerda que no hay nada más temerario que entrar en el despacho de tu superior y argumentar tu punto de vista o tu nota de prensa basándote en ‘lo dice Wikipedia’. Ya ves, ¡hoy te llevas un consejo gratis!

Así que, antes de apostarlo todo al rojo cuando te documentes, recuerda que:

1. Las fuentes que redactan los contenidos son anónimas. No podemos tener la certeza de que todo lo que sale en la Wikipedia es 100% fiable y veraz. Aunque es un requisito que la aportación de los editores sea ‘enciclopédica, neutral y verificable’ y la web tiene unas normas de uso bastante estrictas, no vamos a descubrir aquí las diferentes técnicas que se utilizan para ‘estar’ en la gran enciclopedia y aprovecharse de su gran posicionamiento. Además, la historia de Wikipedia no está exenta de artículos difamatorios o muertes prematuras.

2. Para Wikipedia, los artículos deben contener links a fuentes fiables. Aquí empieza la discusión: ¿qué es una fuente fiable? Para la organización, una fuente enciclopédica es fiable, un blog no. Y aquí entramos, claro, en el terreno de la reputación. ¿A más reputación más fiabilidad? ¿Si eres un especialista o un blogger influyente no eres fiable?

3. El punto de vista neutral. ¡Ay! ¡Ese gran caballo de batalla! Ni siquiera las editoriales de libros de texto se salvan de la queda y son acusadas, por uno y otro lado, de redactar textos partidistas y de realizar selecciones de hechos históricos cuando menos discutibles… Es difícil redactar textos neutrales, ¡ya sabéis que un adjetivo puede cambiarlo todo!

Os dejamos un vídeo de reflexión sobre el tema (en inglés):