30 AÑOS SOÑANDO

Mi querido Buster, después de muchos años de oficio, mi calendario vital me ha sorprendido anunciándome que mis circunstancias y yo hemos sumado 30 años de vida profesional como despacho, integrado con gran orgullo exclusivamente por periodistas.

Como sabes y has leído en alguna carta anterior, regresé definitivamente a mi país con este sueño. Lo que es habitual en el tuyo, aquí era casi una blasfemia. Abogados, médicos, arquitectos, veterinarios y otros diferentes profesionales podían ofrecer sus conocimientos y servicios desde su propio despacho.

Descubrí con asombro que mis colegas seguían peleando con el pluriempleo, aceptando nominas precarias, aguantando las tensiones cotidianas.

Estaba naciendo la democracia y, con ella, los políticos, sus partidos, una Constitución confeccionada a retales y el café para todos…

Nacimos como OP Consultores, bajo el cobijo de un grupo de amigos, maestros del nuevo impulso periodístico. Algunos nos han dejado, Jesús, Nicolás, otros se han jubilado o han huido. Viene a ser lo mismo o casi, y no todo es por culpa de la crisis.

Pero yo seguí, Buster.

De tu tierra aprendí a sufrir, aguantar y en suma, sobrevivir. Gracias en gran parte a tan esencial aprendizaje hemos cumplido 30 años, de momento…

Decidí que Opinión Publica (OP) era muy oficialista y, peldaño a peldaño, llegamos a MCS, que viene a ser para bien o para mal ,Medios de Comunicación Social.

Supongo que opinarás, Buster, que no es una marca genial, poco creativa, pero a lo largo del tiempo pensé que era mas importante intentar alcanzar un buen nivel de eficacia y nivel de conocimiento dejándome florituras.

Una confidencia, amigo Buster. En estos años he compartido esfuerzos con amigos, enemigos e indiferentes, y un entrañable colega esta frase la redondeaba con un cierre genial: “Con el culo, por el culo y la legislación vigente”.

Lo siento, Buster, a pesar de tu careto te estas partiendo risa detrás de tu esternón de cartón – piedra.

Este oficio se ha complicado. Es poco agradecido y solo desde la vocación, pasión, ¿quizás devoción?, puedes soportar lo injusto de su involución actual.

El compadreo con los políticos es el pecado mortal. Pero para todos. ¿Qué les dejamos a los que están empezando, aceptando sueldos de miseria y obligados a juntar líneas pautadas porque la “línea editorial” te la señala el partido que subvenciona al medio, el poderoso anunciante o quizás esos “trabajos de investigación” que nacen en las fotocopiadoras de significados despachos, y siempre de fuentes próximas a…

Llevo escritas 423 palabras, mi adorado Horacio Saenz Guerrero, Maestro, amigo y enorme periodista me diría. “Hijo mío, te sobran 200, eres periodista, caray con el chaval!!”.

Disculpa Maestro, pero ahí donde estés, si te tropiezas con Buster, te explicará que yo soñaba que mi vida iría por otros caminos. Pero nunca puede imaginar un oficio más digno, sacrificado y honorable para mí.