DIARIO GRATUITO METRO DIRECTO, ¿O ESPAÑA ES DIFERENTE?

En 2001 nos encargamos del lanzamiento del periódico gratuito Metro Directo

diario Metro

La empresa sueca Metro Internacional fundada en 1995 por Pers Anders Anderson, Robert Braunerhielm y Mónica Anderson inició un reto impresionante desde Estocolmo, su ciudad natal. Fundar el grupo periodístico más grande del mundo, con 17.600.000 lectores en 24 países en la actualidad. Si el lector tiene curiosidad puede consultar la web www.metro.lu y conocer con detalle su espectacular expansión hasta la fecha.

Llegaron a nuestro despacho recomendados por Skandinaviska Banken, entidad financiera sueca de primer nivel y la Inmobiliaria Reinhold, clientes agradecidos por nuestros servicios a quienes nosotros siempre reconocemos su confianza.

El proyecto, en los albores del 2001, fue lanzar un periódico gratuito que, con la cabecera Metro Directo, debía sumarse a las 70 ediciones gratuitas, repartidas por 22 países y en 18 idiomas distintos.

Era un gran reto para MCS, con un equipo formado exclusivamente por periodistas. Significaba animar el siempre cariacontecido panorama laboral de nuestro gremio, más puestos de trabajo –la prensa digital todavía no tenía la importancia actual– pero los medios tradicionales creyeron intuir una competencia desleal. ¿Cómo era posible regalar periódicos? ¿Qué opinarían los kiosqueros, distribuidores? ¿Era estúpido o una gran oportunidad de negocio?

Fueron unos meses apasionantes y trabajar con los suecos fue una escuela de enorme interés en muchos aspectos como se verá en las próximas líneas.

Seleccionar a un director y éste, a su vez, a una plantilla. Comerciales, imprentas, distribución… En fin, toda una filosofía basada en el sueño de cualquier periodista. Salir a la calle para competir con los colegas con las mismas armas, ¡pero gratis total!

Hoy los sarpullidos que sufrieron más de un editor en el 2001 sólo sería un mínimo bostezo de curiosidad. Actualmente todos tienen sus ediciones digitales y, en algún caso, con mayor penetración que sus propias tiradas de papel. O están en pleno ERE para dejar a la mínima expresión la melancólica historia de unos dedos manchados por la tinta de tu periódico de toda la vida…

Sin embargo, España es diferente. El grupo sueco, después de invertir 25, 5 millones de euros, alcanzar una difusión de 1.800.000 lectores, el diario Metro, el quinto periódico más leído en este país, cerró el 29 de enero del 2009.

Mikael Jensen, Presidente y Consejero Delegado de Metro, argumentó que la situación era insostenible e insalvable, y su decisión era inapelable. Copiamos una frase de la nota de prensa, que señalaba muy claramente su enorme decepción.

“Ya no se justifica una inversión continuada en España y por ello hemos decidido centrar los recursos en otras áreas de crecimiento donde podamos crear valor para el inversor a largo plazo” .
Fin de la cita.

Agradeciendo los servicios prestados y felicitando “a un equipo de personas excelentes gracias a los cuales hemos logrado producir un periódico altamente valorado”, la plantilla recibió la noticia de su cese media hora antes de emitir este comunicado.

¿Qué sucedió realmente? Con una inversión notable que ya hemos reseñado, ¿dónde se acumularon los errores para un cierre irremediable? Jamás lo sabremos, pero lo cierto es que su envergadura y músculo financiero están en los datos públicos y de ahí que, a quien le interese –insistimos, una vez más– puede visitar su web.

diario Metro

Es el grupo más grande del mundo que distribuye sus productos en 24 países, como USA, en ciudades como New York, Boston o Philadelfia; en Rusia en más de 20 capitales; en Canadá con presencia en 11 ciudades también, Francia, Portugal, etc. El 29 de enero del 2009 dijeron, “campana y se acabó” como el “Un, dos, tres, responda otra vez”. Pero nosotros no tenemos respuesta. En España nos quedamos con la calabaza sueca.

No obstante, sinceramente podemos y debemos agradecerles su confianza y afecto. Durante meses fuimos muy felices. Los directivos suecos tomaron su decisión y quizás algún día este país sea objeto de su interés profesional. Ahora ya nos conocen mejor.