Un corazón de atleta, las redes y los puñeteros políticos

Mi querido Buster, te prometí recientemente que intentaría explicarte en qué consiste el nuevo fenómeno divulgativo denominado “Redes Sociales”. Pues verás, no es fácil y además aunque este, tu amigo Pepe, es un impenitente curiosón, debo someterme a probar personalmente la dichosa medicina.  Pues bien ahora estoy con Linkedin, Twitter y Facebook. Las dos primeras son quizás las más corporativas y en ellas, empresas, directivos, empleados o profesionales comunican qué son, qué hacen y qué pretenden conseguir. Como en tu época, comprar y vender.

Para que te hagas una idea, Buster, las redes son como aquellos catálogos de fotos amarillentas que servían para vender los productos que no tenían en el almacén, botica o bazar. Recuerda también a los populares buhoneros que con sus carretas vendían desde el Atlántico al Pacifico, y a lo largo de cientos de millas, cualquier cosa que podían necesitar los valerosos colonos para sobrevivir.

Mas tarde, la venta por catálogo se convirtió en una poderosa red comercial para muchos emprendedores y, de todos, quien consiguió el éxito más relevante fueron los almacenes Sears. Cualquier cosa que pudieras imaginar Sears lo podía conseguir. ¿Te acuerdas Buster…?

Su éxito ha quedado plasmado en Chicago con la popular y emblemática Torre Sears -Willis, que se construyó con un coste de 175.000.000 de dólares. Observa, pues, que la venta por catalogo funcionó, pero Buster, con la redes y todos los engendros implicados, si prometes interesarte, te apasionará y quizás conseguirás ablandar casi todas las partes más delicadas de tu acartonado cuerpo.

Sin embargo, he sido obligado a conocer y utilizar otra red denominada Facebook. Las más popular… Bueno, depende para qué. Mi experiencia positiva ha sido localizar a viejos conocidos, colegas e incluso algún amigo. Ya sabes que entre artistas y periodistas solo nace la amistad con la nostalgia y esta con los años y de ahí a la melancolía, solo hay un tropezón. He leído textos entrañables, vídeos sentimentales, fotografías excelentes, instantes de pasión y, si tienes alguna afición, miles de “amigos” de todo el mundo se volcarán para hacerte feliz. Facebook es como mirar embelesado el interminable horizonte del mar. Si tu espíritu es positivo, lo disfrutarás. Si deseas descargar tu rabia ante una injusticia, un error propio o ajeno es ideal. Pero he tenido y tengo mis momentos para olvidar.

Quiero cerrar esta carta para ti amigo Buster con unas líneas publicadas hoy en Facebook.
Estoy molesto e indignado por las circunstancias políticas que rodean a la vida cotidiana de todos los españoles. Pase lo que pase el próximo lunes 27 de junio de 2016 puedo estar enfadado, muy enfadado o tremendamente cabreado. Ya te contaré, Buster.

No obstante, entre las personas queridas y admiradas que localicé en la red apareció Miguel de la Cuadra Salcedo. Un excelente deportista olímpico, gran reportero, amigo de sus amigos. Un navarro nómada e irrepetible. Celebró su boda en Vietnam porque allí estaba la noticia, condenado a muerte en el Congo por intrépido, fue el impulsor de la ruta Quetzal declarada de interés universal por la Unesco.

Solo coincidimos dos veces, la primera en Chile, realizó un excelente reportaje sobre el golpe de Estado de Pinochet, censurado por TVE de la época. La puedes encontrar YouTube. Ya te diré cómo, es fácil. La segunda, solo puedo decir que siempre lo agradeceré… y antes que llegue la melancolía a mi corazón, pasemos a mi irritado texto en Facebook. Gracias Buster por toda tu paciencia y por ser un buen amigo.

Texto que he publicado en Facebook a raíz de esta noticia:  ¿De dónde salen las banderas de España desplegadas por Barcelona? La ciudad ha amanecido con enseñas de diferentes dimensiones en puntos céntricos como Sants, la Monumental o Diagonal

“Es terrible para un país cuando inicia la guerra de las banderas. El mal ejemplo dado por todos los partidos políticos obligándonos a una segunda vuelta electoral ha facilitado “curiosidades” como estas…

Rajoy ha tenido 4 años de mayoría absoluta -seguramente la ultima vez- para renovar la Constitución, equilibrar la Ley electoral, fulminar a los corruptos de su partido, convocar un Consejo del PP para renovar generacionalmente a su partido y, por supuesto, arreglar el desastre de la era Zapatero durante un período máximo de un año. Y los restantes 3 años, no dejar que Caritas, asociaciones y un sin fin de personas con buena voluntad protegieran a los damnificados de la crisis que nadie del PSOE supo ver llegar.

Pactar con las denominadas “comunidades históricas” y no ignorar, ayudar, comprender. Lo que se conocía hace muchos años como “hacer política” porque de la ignorancia, se deriva a un aparente desprecio y eso ofende.

¿Cuál ha sido el resultado? Populismo de izquierdas y también de la derecha. Un periodismo de tertulia con opiniones gratuitas que, en ocasiones algunos colegas, pelean, y ese es término, para defender la verdad y objetividad.

Nunca he visto un nivel de incompetencia profesional tan elevado en su línea de comunicación en el PP desde Noviembre del 2006, para clonarla hasta la actualidad en el Gobierno hoy en funciones… Rajoy tuvo la oportunidad de escuchar y entender que a la política no se va para hacer amigos, ni para llevarlos en su mochila. A la política se llega para servir al país, maravilloso y tan plural que enamora y es inaceptable que hoy, en mi ciudad, esta foto me recuerde a las de blanco y negro o el documental del régimen NO-DO que cuando aparecía en la pantalla- así me lo contaban mis familiares – los espectadores se levantaban de sus butacas para cantar el “Cara al sol”.

Y por favor, no repita más aquello de la herencia recibida, la suya es un plasma donde aparecen personajes tan curiosos como Iglesias, Sánchez o Rivera… y algunos más. No le quito méritos por lo conseguido y sus esfuerzos, pero cuánta buena gente se ha quedado por el camino en su partido y, lo que es peor, todo plasma tiene un botón, se llama volumen y sirve para escuchar. En algunos dispositivos se denomina “mute”, es lo mismo, escuchar, escuchar y escuchar.

Ah, deseo suerte para todos en el segundo asalto electoral, pero gobierne o no, el Principio de Peter ha llamado a su puerta.”

Jose Farinós. Fundador de MCS.