La comunicación corporativa, factor decisivo en la estrategia empresarial

8 de cada 10 compañías creen que aporta valor a su plan de negocio

En un mercado sujeto a nuevos desafíos, una marca sólida y una buena reputación son factores que influyen decisivamente en la capacidad de una empresa de competir globalmente. Los famosos activos intangibles han evolucionado a elementos perceptibles y son vectores a tener en cuenta cuando se realiza una valoración económica de una compañía.

Por ello es importante introducir, por parte de los profesionales de la comunicación corporativa, una visión de asesoramiento a la alta dirección, generando acciones de valor en este ámbito de actividad y siendo capaces de incorporar indicadores rigurosos que permitan medir los resultados. La gran parte de las organizaciones, así lo entienden. Los datos disponibles de nuestro sector (*) indican que para 8 de cada 10 compañías, el valor estratégico de la comunicación corporativa se ha incrementado en los últimos años.

La dirección de la empresa sabe que una marca bien gestionada puede ser el activo más importante de la compañía y que una buena política de comunicación permite reaccionar mejor ante un escenario de crisis.

La volatilidad de la imagen pública y la especulación interesada; la dificultad de comunicar adecuadamente con los actores económicos, políticos y sociales; la complejidad de un entorno variable; los nuevos espacios comunicativos en los que el consumidor puede opinar y ser escuchado por sus iguales y la inmediatez de los medios de comunicación hacen que la empresa no pueda vivir de espaldas a esta realidad y que deba prestar atención a la comunicación corporativa, reflexionada y no improvisada, dirigida y ejecutada por profesionales.

Maite Llopis
CEO de MCS

*Fuente: Anuario Dircom 2015