Protege tus comunicaciones antes que te visite un hacker, después es peor…

Es necesario y urgente contar con comunicaciones seguras, algo que la mayoría de las empresas no tiene en cuenta

Cuando leemos noticias como esta “Un millón de alemanes sin internet, teléfono y televisión por fallos en Deutsche Telekom. La compañía está estudiando un ataque cibernético como posible causa en el fallo del sistema” reafirmamos nuestra convicción sobre la necesidad y urgencia de contar con comunicaciones seguras, algo que la mayoría de las empresas no tiene en cuenta, y lo que es peor, ni se lo plantean. Cuando intentan reaccionar ya es demasiado tarde.

Aunque el problema de la noticia mencionada es grave, debemos reconocer que nos hemos sumergido tan rápidamente en el mundo online que ya no concebimos una vida sin Internet ni teléfonos móviles o televisión por cable en 4K o 5K.

Olvidamos que hace 30 años –justo cuando fundamos MCS– la situación era muy distinta (nosotros enviábamos las Newsletters por fax, ¿te lo imaginas?). Parece que han pasado años luz, pero objetivamente no hace tanto.

En pocos años nos hemos sumergido rápidamente en el mundo online, sin cuestionar el día a día ni detenernos a una profunda reflexión. ¿Qué sucede con toda la información que estamos publicando? ¿Somos conscientes? ¿Qué pasa con los canales de comunicación que utilizamos? ¿Son seguros? ¿Alguien puede leer absolutamente todo lo que decimos o escribimos en canales que consideramos privados?

Es probable que pensemos que no, que las comunicaciones no son 100% seguras, que a nuestra empresa no le pasará nada, para eso están los anti virus, ¿o no? ¿Y si pasa?

Vamos a un ritmo diario de vértigo que no nos deja reflexionar, parar y tomar las decisiones adecuadas. Proteger tu empresa utilizando comunicaciones seguras te podría ahorrar muchas preocupaciones presentes y futuras.

Nosotros, al ser periodistas vemos claramente la necesidad de ello. Cuando una empresa tiene presente la comunicación corporativa en su plan de negocio y un día se produce una crisis, ésta se podrá resolver de mejor forma si han previsto las medidas de contingencia adecuadas que si no se ha hecho. Si comunicamos con las herramientas adecuadas, de forma segura y somos atacados por un virus, hacker o un troyano malicioso, el daño será mucho menor o, todavía mejor, no podrá atravesar nuestras líneas de defensa. Merece la pena invertir en ello, ¿no crees?