EL SIMBOLISMO DE LOS CASTILLOS HUMANOS Y LA CONSTRUCCIÓN DE UNA ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN

Para un comunicador ‘els Castells’ son un elemento lleno de simbolismo.

Las imágenes del concurso de Castellers, recientemente celebrado en Tarragona, han dado la vuelta al mundo. Los castillos humanos son una tradición bicentenaria cuya notoriedad ha salido reforzada con la utilización de técnicas audiovisuales -como la visión cenital o el 3D- que nos han permitido obtener imágenes espectaculares. Como ejemplo de lo que opinan más allá de nuestras fronteras, es interesante ver qué dice el físico Brian Cox, en el programa que dirige en la prestigiosa BBC, afirmando que son un desafío a la Ley de la Gravedad, o echar un vistazo al honesto trabajo de una colla castellera china (els xiquets de Hangzh) cuyas imágenes han sido difundidas por la poderosa CCTV perteneciente al grupo público de televisión de la República de China.

Para un comunicador, más allá del espectáculo, els Castells son un elemento lleno de simbolismo. Son exponentes de trabajo en equipo, fuerza, tolerancia, determinación, valor, confianza y responsabilidad. Constituyen por ello un inestimable ejemplo a utilizar en cualquier acción de comunicación interna y son un excelente reclamo para incluir en un evento (siempre y cuando se cuente con suficiente espacio para ello).

Els Castells también sirven para explicar cómo se construye una estrategia de comunicación

La torre se sustenta en unos pilares sólidos compartidos por el grupo; antes de alzar los pisos hay que marcar un objetivo y trabajar para conseguirlo; los pisos se alzan de forma progresiva con orden y técnica; el éxito no llega solo por `cargar´ la estructura, sino por poder `descargarla´ eficazmente. En el ámbito de la comunicación, muchas veces nos piden que culminemos el castillo sin haber construido suficientemente en la base. Las organizaciones llegan muchas veces a las consultoras sin reflexión previa. Los profesionales nos enfrentamos al reto de convencer a las empresas de que deben sentar unos pilares fuertes antes de lanzarse a la conquista de la opinión pública. Tan simple y tan difícil.

 

Maite Llopis, CEO de MCS