UNA NAVIDAD MARCADA POR LA PANDEMIA

Culminamos el año con una tranformación digital sin precedente, especialmente en el mundo de la comunicación.

Las Navidades del 2020 van a ser, en términos de comunicación, tan poco normales como lo ha sido el resto del año. Las características informaciones navideñas, las del encendido de las luces de las calles, las ventas de turrón y la llegada de los Reyes Magos van a convivir con las informaciones sobre los contagios, el confinamiento perimetral y los grupos familiares con o sin allegados.
Los medios de comunicación, durante los últimos meses, nos han acostumbrado a esa extraña relación entre lo que se espera en fechas señaladas y el golpe de realidad de los datos relativos a la Covid-19.
Esta situación ha hecho que todas las empresas y sus marcas se esfuercen en comunicar de otra manera. Tanto la comunicación corporativa como la publicitaria se han fundido en un mensaje de solidaridad y llamamiento al bien común, a valorar lo importante, a compartir y a pensar en tiempos mejores. Lo han hecho los tradicionales spots de la Lotería Nacional y de Campofrío, por poner dos ejemplos, pero también lo hemos visto en los titulares de los periódicos al hablar de acciones empresariales altruistas.
La dramática situación generada por la pandemia no podía dejar indiferente al ámbito de la comunicación que ha cambiado para siempre. Las empresas han sintonizado con los sentimientos de la población como no podía ser de otro modo, ya que de lo contrario hubieran generado un efecto negativo. La sociedad demanda nuevos modelos de liderazgo y nuevas formas de comunicar basadas en la confianza. Las empresas especializadas en comunicación corporativa hemos entendido esta necesidad y ofrecemos servicios renovados a nuestros clientes.