Viva Internet, pero, ¿quién nos protege de ella?

Muchas empresas, medios, ejecutivos, políticos y un largo etcétera están desprotegidos y controlados pero, lo que es peor, lo saben y no hacen nada.

Mi pasión por las ciencias me llevó a una carrera apasionante en la que popularmente nos apodan como “telecos” y, sin bien la natural curiosidad me llevó más allá, vivo intensamente todo aquello que nació con Internet y las inmensas derivaciones que nos han llevado al dichoso Big Data…

Hoy deseo iniciar con estas primeras líneas una serie de comentarios y reflexiones derivados de la experiencia de casi 20 años de estudio, los trabajos profesionales y la maligna y tenaz persecución de mis amigos, los periodistas de MCS.

La evolución de las Redes Sociales y todo aquello que rodea la comunicación ha significado una revolución –una más– en un sector crítico que busca crear opinión, cuidar con pulcritud qué debe publicarse con objetividad y manteniendo la verdad en una información veraz y contrastada.

Dicho así, todo parece fácil y, aparentemente, deja en las manos del periodismo el control de una información libre. Sin embargo, no es así. Un altísimo porcentaje de empresas, medios, ejecutivos, políticos y un largo etcétera están desprotegidos, controlados y, lo que es peor, lo saben y no hacen nada. Prefieren mirar hacia otro lado considerando que esto no es tan grave.

Hoy propongo que, gracias a YouTube y TED, escuchéis una charla de Marta Peirano. Sí, ya sé que son 9 minutos, pero si después de escucharla no escondéis el móvil, apagáis el Pc, desconectáis el cable del servidor, anuláis la Wi-Fi y, después de una mala noche, no llamáis a un experto, tarde o temprano tendréis un serio problema.

Nuestra vida está controlada por extraños, o no tanto…, la Justicia, servicios de inteligencia, y no solo los españoles, está dominada por algoritmos, hackers, matemáticos o ingenieros.

Debemos proteger nuestra intimidad, tenemos la obligación de hacernos respetar porque no es una gracieta que, en un momento dado, nos llegue a través de Twitter una oferta “de algo” que nuestro consciente ignoraba que lo deseábamos.

La broma que denominados Big Data no es un cómic como el increíble Hulk, un personaje ficticio, es una caótica realidad que debemos controlar.

El fundador de MCS en alguna larga charla me explicaba que hace muchos años, cuando el último invento era el fax, en sus correrías por países árabes o norte africanos, vivió en directo cómo los sátrapas sometían a millones de personas, los hacían vivir en la miseria y dominaban hasta el más mínimo sentimiento o su instinto de superación y orgullo. Pero todo cambió poco a poco, cientos mínimos remedos de antenas de televisión abrieron ante sus ojos países fascinantes, hasta que por una rendija apareció Internet y, con ella, las poderosas Redes Sociales.

comunicaciones segurasDebemos pelear por nuestro derecho a comunicarnos con libertad, defendiendo la intimidad que conforma los valores de nuestra familia, sociedad, empresas o instituciones.

Nosotros estamos jugando este partido hace años y a diferencia de muchos –demasiados– nos gusta ganar.

Espero que nuestro mensaje os lleve a una serena meditación y a poneros en acción…

 Alfredo García Samper
Ingeniero en Telecomunicaciones y Electrónica